Benasque

Benasque, villa que da nombre y capitalidad al valle al que pertenece, se situa a 1.138 metros de altitud, en el margen izquierdo del río Ésera. Su casco antiguo alberga edificios, plazas y rincones que conservan un encantador ambiente de montaña, además de algunas construcciones singulares de gran belleza e interés arquitectónico entre las que destacan: el “Palacio de los Condes de Ribagorza”, obra del siglo XVI; “Casa de Marcial Río”, “Casa Faure”, “Casa Juste”, y la iglesia de Santa Maria, de origen románico, del siglo XIII.

El municipio comprende además, las poblaciones de Cerler, considerado el pueblo más alto del Pirineo aragonés por hallarse enclavado a 1.540 metros de altitud; y Anciles, un precioso y pequeño pueblo que acoge algunas casas solariegas, “Casa Suprián” y “Casa Barrau”, que datan de los siglos XVI-XVII; así como la iglesia parroquial del siglo XVI que posee una atractiva torre.